Desinfectar lechuga

Desinfectar

Trucos para desinfectar de forma natural tu casa (colchones, lavadora, esponjas,... Mantén limpio y esterilizado tu hogar

Lo que hay que saber sobre la lechuga es sobre todo cómo lavarla y como asegurarte de que es comestible para el consumo humano.

Desinfectar lechuga

La lechuga que compras en el supermercado puede estar o no empaquetada de alguna manera, pero es seguro al 100% que vino de la tierra y simplemente no se puede empezar a comer, a menos que la hayas comprado pre-lavada.

Actualmente los supermercados venden lechuga pre-lavada, de buenas a primeras pensarás que es una idea brillante, hasta que compres una bolsa y mires su fecha de consumo preferente, verás que si no la usas en un día o en dos como mucho ya no es lo mismo (pierde calidad y sabor). Por supuesto, si la utilizas inmediatamente, te ahorrarás mucho tiempo.

Pero, si lees este artículo, sabrás como limpiar y desinfectar la lechuga correctamente y sólo tardarás unos pocos minutos en lavarla y secarla, además de que te durará mucho más tiempo que la lechuga pre-lavada.

Conocer cómo lavar y almacenar la lechuga (y otros vegetales de hojas verdes) no es un gran misterio, sobre todo si tiene una centrifugadora de verduras. Te recomiendo que consigas una. Son relativamente baratas y hacen el lavado de la lechuga en un instante.

Las centrifugadoras de verduras no cuestan tanto. Si comes una gran cantidad de ensalada vale la pena la inversión.

Sin embargo, vamos a empezar explicando como lavar la lechuga si no tienes una centrifugadora de verduras.

¿Cómo lavar la lechuga de forma manual?

En primer lugar, cortar la cabeza de la lechuga lejos de sus raíces con un cuchillo (también puedes simplemente hacer esto con tus manos, la raíz se rompe con facilidad.) A continuación, separa las hojas.

Para lavar la lechuga iceberg quita primero el núcleo con un cuchillo de cocina o bien rómpelo con las manos (algunos núcleos de iceberg, son mucho más firme que otros).

Llena un recipiente grande con agua fría y coloca suavemente las hojas de lechuga en el tazón dándoles un suave empujón a medida que las dejas caer en el recipiente.

¿Cuánto tiempo es necesario para desinfectar la lechuga?. Después de aproximadamente 30 segundos en el agua la tierra o la suciedad se hundirán hasta el fondo. Agita suavemente el agua de cada hoja y colócalas una a una en toallas de papel o en un paño de cocina limpio. Seca la lechuga con algunas toallas de papel.

Así sería la forma manual. Ahora vamos a utilizar la centrifugadora de verduras.

¿Cómo desinfectar la lechuga usando una centrifugadora de verduras?

Una centrifugadora de verduras es una pequeña gran herramienta que sirve tanto para lavar la lechuga, como para sacar el exceso de agua. Tiene tres partes, el cuenco, el colador (un recipiente con agujeros) y la tapa.

Se empieza de la misma manera, corta la raíz y separa las hojas. Pero ahora, se colocan las hojas en el interior del colador, que está ubicado en el interior del recipiente.

Llena el cuenco con agua. Toda la tierra que había en las hojas de la lechuga quedará hundida en el fondo.

Levanta el colador (con la lechuga en ella) del cuenco, vacía el agua y luego vuelve a colocar el colador en el recipiente. Por último, pon la tapa.

Ahora se puede girar la lechuga, girando la manivela. La acción de rotación hará que el agua salga de la lechuga y ayudará a que se seque.

¿Cómo conservar y almacenar la lechuga?

Si no vas a utilizar toda la lechuga, pon las hojas lavadas en toallas de papel, enróllalas y ponlas en una bolsa de plástico.

Para ahorrar dinero, puedes utilizar las mismas bolsas de plástico que encontrarás en la sección de frutas y verduras del supermercado.

Cuando la lechuga se lava y se almacena de forma adecuada, se mantendrá fresca en la nevera durante unos 5 a 6 días. Ten en cuenta que la lechuga que has lavado tú mismo y almacenado adecuadamente durará más tiempo, que la lechuga prelavada.

Artículos relacionados con Desinfectar lechuga