Desinfectar heridas

Desinfectar

Trucos para desinfectar de forma natural tu casa (colchones, lavadora, esponjas,... Mantén limpio y esterilizado tu hogar

Con demasiada frecuencia, un pequeño corte o abrasión se convierte en un asunto mucho más grave debido a una mala limpieza y desinfección que conduce a la infección y a la inflamación de la herida, la cual, si no se trata, puede incluso conducir a condiciones sistémicas mortales como la septicemia.

Desinfectar heridas

La piel actúa normalmente como una barrera protectora contra las bacterias y otros patógenos que acechan en el cuerpo, pero en el momento en que se rompe la defensa, las bacterias comienzan a introducirse por la herida, multiplicándose exponencialmente.

Por lo tanto, es buena idea saber cómo limpiar y desinfectar las heridas, cortes o abrasiones. A continuación te ofrecemos una serie de pasos para desinfectar heridas con remedios caseros, con productos que podemos encontrar en casa, como puede ser usando agua, sal, alcohol,...

Paso 1: Limpia y desinfecta tus manos

Antes de tocar la herida, asegúrate de que te has lavado bien las manos con agua tibia y jabón y lo ideal es secarte con toallas de papel desechables.

También asegúrate de que has recopilado todos los equipos y materiales que necesitas y que has esterilizado todo de manera efectiva ya sea con vapor, agua hirviendo o toallitas de alcohol (lo más convenientemente) o bien que estés usando materiales recién abiertos, tales como vendajes y apósitos.

Especialmente si estarás en contacto con la herida de otra persona y en contacto con sus fluidos corporales, como la sangre, es recomendable ponerte guantes de látex después de lavarte las manos para prevenir la propagación de la infección.

Paso 2: Lava la herida

Si se trata de un pequeño corte o abrasión, lava el área con agua corriente y jabón, o bien utiliza una solución salina. Como alternativa, puedes utilizar las muchas toallitas antisépticas o de alcohol disponibles en el mercado. Para heridas más grandes o más profundas, puede ser más prudente utilizar un desinfectante más adecuado tal como una solución diluida de yodo o el gluconato de clorhexidina.

Si es algo urgente y no tienes una solución desinfectante a mano, puedes hacer un desinfectante "de emergencia" como sal disuelta en agua hervida (solución salina estéril). No utilices nunca alcohol puro o yodo puro sobre una herida abierta, ambos son demasiado poderosos y pueden dañar los tejidos. Sin embargo, se pueden utilizar para limpiar y desinfectar la piel alrededor de la herida.

Paso 3: Retira los residuos de la herida

Todas las heridas abiertas están contaminadas por lo que puedes usar pinzas estériles para recoger cualquier residuo enterrado en la herida y así impedir un mayor crecimiento de bacterias. Esto es particularmente importante cuando se tiene heridas por abrasión, tales como los raspados de piel que se producen al caer de una bicicleta, moto o similar, ya que cualquier residuo que queda en la herida puede causar infección dolorosa, así como una cicatriz no deseada en la piel, si no se limpia a fondo. Si no puedes eliminar de manera eficaz todas las partículas de una herida por ti mismo, lo mejor es buscar ayuda médica.

Una vez que hayas limpiado la zona, se puede irrigar la herida de nuevo con un desinfectante, utilizando un gotero estéril si es necesario, para llegar a todas las áreas de la herida. Puedes también usar una crema anti-microbiana o anti-séptica, en pomada o aerosol. Esto debe hacerse inmediatamente después de la limpieza de la superficie para que no se forme rápidamente un sello sobre la herida, ya que el antiséptico no será capaz de penetrar.

Paso 4: Aplica un vendaje

Puedes colocar un vendaje o apósito sobre la herida para mantenerla limpia y evitar que entre suciedad en la zona vulnerable. Sin embargo, asegúrate de que no es hermético ya que las heridas selladas son más propensas a infectarse. Contrariamente a la creencia popular, una herida húmeda no es realmente un riesgo de infección, con tal de que no segregue pus y fluidos, una herida ligeramente húmeda en realidad, es más probable que cure rápidamente, en comparación con una costra seca y dura.

Cambia los vendajes o apósitos con regularidad para que la herida no sea demasiada húmeda o demasiada seca y puede ser necesario poner nuevamente desinfectante cada vez que cambies el apósito.

Resiste la tentación de tocar o rascarte la herida, sobre todo cuando tus manos no han sido lavadas a fondo. A medida que la herida se cura, es natural experimentar picor e irritación, pero es vital permitir que la lesión se cure por sí misma, sino se puede contraer una infección o incluso dar lugar a cicatrices permanentes.

Desinfectar heridas de perro

Para heridas punzantes graves, como las mordeduras de perros, es muy importante buscar ayuda médica y la posible aplicación de una dosis de antibióticos.

Artículos relacionados con Desinfectar heridas