Desinfectar la casa después de una enfermedad

Desinfectar

Trucos para desinfectar de forma natural tu casa (colchones, lavadora, esponjas,... Mantén limpio y esterilizado tu hogar

Todos hemos estado enfermo (u otro miembro de la familia) y todos hemos estado luchando contra una enfermedad, ya sea varicela, gripe o un simple resfriado.

Desinfectar la casa después de una enfermedad

Debemos ser muy conscientes de la posible propagación de los gérmenes a todo el mundo (y a todo) en la vivienda si no se toman las medidas necesarias de limpieza y desinfección.

Sigue estos sencillos pasos para desinfectar la casa después de una enfermedad y dejarla limpia de virus, bacterias y gérmenes.

Usa vinagre

El vinagre es una forma barata y natural para combatir los resfriados y enfermedades del hogar. Cuando tu casa es invadida por una enfermedad, se llena una botella de spray con 1/3 de vinagre y 2/3 de agua y lo utilizas para desinfectar todas las superficies de la cocina y del baño. Si eres sensible al aroma, mezcla 1/2 zumo de limón para equilibrar el olor.

Limpia el cuarto de baño

Asegúrate de dar a tus cestas de la ropa una buena limpieza con la solución de vinagre, posteriormente lava las toallas, la ropa de cama y los pijamas, ajustando la temperatura de tu lavadora a caliente para matar los gérmenes persistentes.

Aprovecha el calor del sol

Con los días más cálidos, el sol es la mejor defensa contra la propagación de gérmenes. La colocación de alfombras, edredones, almohadas y colchones a la luz directa del sol es una gran manera de eliminar los gérmenes.

El aceite del árbol de té

Somos grandes admiradores del aceite del árbol del té, es especialmente efectivo si tienes personas enfermas en tu casa, ya que es un antibacteriano natural y antifúngico, limpia y refresca sin ningún aditivo químico. Probablemente el aceite de árbol de té es el mejor desinfectante para el hogar sin químicos que existe actualmente.

Pasos para utilizar el aceite del árbol de té para desinfectar tu casa:

Paso 1: Desinfecta con tu aspiradora

Aplica unas gotas de aceite del árbol del té sin diluir en bolas de algodón y colócalas en la bolsa de la aspiradora.

Paso 2: Usa una botella de spray

Llena una botella de spray con 2 cucharaditas de aceite del árbol de té en 2 tazas de agua y tenla a mano para que puedas rociar el aire para desinfectar y dejar un olor fresco. También puedes añadir unas gotas de jabón líquido si se quiere para limpiar las encimeras de la cocina (prueba en un área pequeña primero), también es efectivo en el cuarto de baño y en los pisos.

Paso 3: Limpia con frecuencia las superficies que se tocan

Recuerda que los teclados de ordenador, juguetes, manillas de puertas y barandillas son cosas que tú y tu familia tocan y con frecuencia tendrán que ser desinfectados. Asimismo, recuerda desinfectar el cepillo de dientes, cuando has estado enfermo, es una buena idea sumergirlo en agua oxigenada para matar los gérmenes y bacterias persistentes.

Refuerza tu sistema inmunológico

También es importante ayudar al sistema inmunológico de toda tu familia después de una enfermedad. El consumo de alimentos con propiedades probióticas, como el yogur con cultivos vivos, bebidas con vitaminas, etc. son ideales, junto con un montón de frutas y verduras frescas.

El hecho de que tú o un ser querido ha estado enfermo, no quiere decir que has perdido la batalla contra los gérmenes. Puedes limpiar profundamente tu espacio de vida y proporcionar un ambiente fresco y limpio siguiendo los consejos que aquí se te ofrecen.

Artículos relacionados con Desinfectar la casa después de una enfermedad