Desinfectar alfombras

Desinfectar

Trucos para desinfectar de forma natural tu casa (colchones, lavadora, esponjas,... Mantén limpio y esterilizado tu hogar

Los zapatos sucios y las mascotas tienen su efecto en las alfombras y las pueden dejar sucias y polvorientas.

Desinfectar alfombras

Si no puedes contratar a un limpiador profesional de alfombras, hay algunas cosas que puedes hacer tú mismo para limpiar y desinfectar las alfombras sucias en casa.

Aunque pueda resultar una labor intensiva, la desinfección de las alfombras sucias es fácil de lograr con algunas herramientas y materiales básicos.

Sin embargo, si tus alfombras tienen daños por agua y muestran signos de aparición de moho, lo mejor es contratar a un profesional para limpiarlas, ya que pueden representar un peligro para la salud de las personas.

Objetos necesarios para la limpieza de alfombras en casa

  • Aspiradora.
  • Bicarbonato de sodio.
  • Bórax.
  • Cepillo de limpieza.
  • Limpiador a vapor.

Paso 1: Aspirar la alfombra

Aspirar la alfombra a fondo para eliminar cualquier suciedad, el polvo y otras partículas, ya que se convertirán en barro y se vuelven más difíciles de eliminar una vez expuestos a los agentes de limpieza líquidos. Haz varias pasadas sobre la alfombra hasta que estés seguro de que está limpio.

Paso 2: Preparar limpiador de lavado en seco

Combina 1 parte de bicarbonato de sodio y 2 partes de bórax en polvo para hacer una solución de lavado en seco. Espolvorear la mezcla en la alfombra. Frotar la alfombra utilizando un cepillo o paño grueso. Dejar reposar la mezcla en la alfombra durante la noche, o por lo menos seis horas.

Paso 3: Aspirar el desinfectante casero

Aspirar el limpiador casero que hemos utilizado a base de bicarbonato de sodio y bórax al día siguiente. Haz varias pasadas sobre las zonas tratadas para aspirar la mayor cantidad de agente de limpieza posible. Sentir la alfombra con la mano para determinar si está limpia. Si no es así, continúa aspirando hasta que el residuo se haya ido.

Paso 4: Utilizar un limpiador de vapor

Llena un limpiador de vapor con agua corriente. Ajusta el termostato interno a alta temperatura para que el agua esté lo más caliente posible, lo que ayudará a desinfectar la alfombra. Utilizar el limpiador de vapor sobre la alfombra en un patrón de cuadrícula superpuesta.

Mantén el vapor sobre la alfombra hasta que el agua de enjuage sea clara, lo que indica que no hay suciedad o polvo en la alfombra. Deja que la alfombra se seque por lo menos 24 horas antes de utilizarla ya que la humedad residual se mezcla con la suciedad de los zapatos y deja una película grisácea sobre las fibras.

Espera por lo menos tres semanas antes de realizar otra limpieza profunda en la alfombra.

Trucos y consejos para mantener tu alfombra limpia

  • Aspira todos los días para mantener la alfombra libre de suciedad y polvo.
  • Evita el uso de productos de limpieza a base de jabón para limpiar alfombras ya que tienden a atraer más suciedad después de la limpieza, lo que hará que tu alfombra se ensucie más rápido.

Artículos relacionados con Desinfectar alfombras