Desinfectar

Desinfectar

Trucos para desinfectar de forma natural tu casa (colchones, lavadora, esponjas,... Mantén limpio y esterilizado tu hogar

Una de las primeras preguntas que me hacen generalmente por aquellos que están considerando un cambio a productos naturales es ¿Realmente desinfectan?.

Cómo desinfectar con productos naturales

En este página vas a encontrar trucos, consejos y soluciones caseras para desinfectar utilizando productos naturales. Dí adiós a los productos químicos y comerciales.

Desinfectante natural hecho en casa

Mezclar 1/2 taza de bórax con 3 litros de agua caliente y añade unas ramitas de tomillo fresco o un par de gotas (no mucho) de aceite de árbol de té o aceite de menta, dejar reposar la solución durante 10 minutos, después introduce la mezcla en una botella de spray.

1/2 taza de bórax disuelto en 3 litros de agua caliente se puso a prueba durante un año en un hospital de California y se encontró que cumplía todos los requisitos estatales germicidas, así que ¿Porqué no utilizarlo nosotros también?.

Hay muchos otros desinfectantes naturales disponibles que podemos hacer en casa. Éstos son sólo algunos de ellos:

  • Microfibra, solo elimina el 99% de las bacterias que son principalmente de agua.
  • Limpiadores de vapor, ofrecen la desinfección de superficies completas sin el uso de químicos en absoluto.
  • El vinagre y el peróxido son dos desinfectantes naturales muy buenos.
  • El aceite del árbol del té es un potente antiséptico natural, germicida, bactericida y fungicida. Se recomienda 7 gotas por botella de litro para desinfectar.
  • El extracto de semilla de pomelo. Se ha demostrado en pruebas de laboratorio ser más eficaz como desinfectante que el cloro, plata coloidal y yodo. Se recomiendo 20 gotas por botella de litro para desinfectar.

El riesgo de utilizar desinfectantes químicos

Cuando los desinfectantes químicos se utilizan en niveles bajos, los investigadores encontraron que en realidad hacen que ciertas bacterias se vuelvan más fuertes y más resistentes al tratamiento con antibióticos. Esto es cierto incluso en los entornos hospitalarios y ciertamente se aplica de la misma forma al desinfectante de bajo nivel que muchos utilizan en sus hogares.

Mientras que se aumenta la resistencia a antibióticos y contribuyen así a la creación de superbacterias, los desinfectantes químicos alteran el equilibrio de las bacterias, tanto buenas como malas, por lo que es mucho más fácil para las bacterias malas florecer.

Mientras tanto, los propios productos químicos son tóxicos en sí mismos. Por ejemplo, el ácido carbólico, ahora conocido como fenol, es un ingrediente principal común en los detergentes para el hogar. También se encuentra en algunos enjuagues bucales.

El fenol es tóxico y las personas que son hipersensibles pueden experimentar efectos secundarios graves en niveles muy bajos.

Los estudios han relacionado a los fenoles en:

  • Daños en el sistema respiratorio y circulatorio.
  • Daño cardíaco.
  • Problemas respiratorios.
  • Daño en el hígado, los riñones y en los ojos.
  • Etoxilato de nonilfenol, un ingrediente común en los detergentes para ropa y productos de limpieza de uso general, está prohibido en Europa y se biodegrada lentamente en compuestos aún más tóxicos.

Otros productos químicos que se encuentran en desinfectantes para el hogar incluyen:

  • Formaldehído, que se encuentra en desodorantes y es un carcinógeno.
  • Disolventes derivados del petróleo en limpiadores de suelos, pueden dañar las membranas mucosas.
  • Acetato de Butilo, que se encuentra en muchos productos de limpieza de uso general y limpia cristales, puede dañar los riñones, médula ósea, hígado y sistema nervioso.
  • Triclosan, un ingrediente activo en la mayoría de los productos antibacterianos, no sólo mata a las bacterias, sino que también se ha demostrado que mata a las células humanas.